¬ŅCu√°ndo debes cambiar urgente de agente inmobiliario?

Si quieres comprar una propiedad, lo primero que debes hacer es contratar a un agente de bienes raíces.

Cuando haces esto vas a necesitar una persona en la que puedes confiar para mostrarte las mejores propiedades que est√°n dentro de tus criterios de b√ļsqueda y presupuesto.

Tu agente inmobiliario debe ser una persona receptiva, alerta y sobre todo rápido para satisfacer tus necesidades.

Sin embargo, no todo es color de rosa, en el mercado inmobiliario existen muchísimos agentes dispuestos a ayudarte y llevarte de la mano en el mejor negocio posible para ti.

Sin embargo, as√≠ como existen excelentes agentes en quienes puedes confiar, tambi√©n hay quienes no son para nada buenos y con quienes vas a sentirte decepcionado e incluso enga√Īado.

Cuando esto sucede, lo mejor es informarle a tu agente que no est√°s conforme con su trabajo y que vas a buscar un nuevo asesor.

A continuación te mostraremos siete frases típicas de malos agentes que te van a indicar que debes cambiarlo de manera urgente y encontrar uno bueno:

Frase # 1: Bien, tengo todo lo que necesito, te llamo después

Si quieres comprar una casa, significa que estás listo para hacer una inversión muy importante en tu vida, y lo que menos puedes esperar de un agente es paciencia.

La tarea de un agente de bienes raíces en su primera llamada contigo es  escucharte y tomar nota de todos los detalles, requisitos y presupuestos de la propiedad que quieres comprar.

De hecho, después de la llamada debe concretar contigo una cita lo más rápido posible. De esa manera, tendrá un panorama más claro de lo que necesitas y quieres para tu propiedad.

Si un agente de bienes raíces te dice que está ocupado, que te llamará más tarde o incluso que va a mirar qué tiene para la venta y luego te llamará, no es un agente bueno para ti.

Un agente de bienes ra√≠ces que realmente quiere vender una propiedad te preguntar√° cuidadosamente por el rango de precios, comprender√° tus necesidades, buscar√° reunirse contigo lo m√°s r√°pido posible y en esa reuni√≥n incluso te entregar√° alg√ļn listado de propiedades como primera opci√≥n para revisar.

Frase #2: No es necesario contratar un experto para que haga una revisión de la propiedad, creo que no necesita nada

Si quieres comprar una propiedad lo menos que esperas es conseguir algo realmente bueno para ti y tu familia.

No quieres llevarte sorpresas de arreglos inesperados, después de recibir las llaves de la propiedad.

Es tu inversión y sin duda alguna quieres gastar lo menos posible en reparaciones que debieron acordarse con el propietario anterior.

A simple vista puedes ver algunos problemas que pueden solucionarse en la propiedad, pero sólo eso, no puedes ver por dentro las tuberías, ni puedes revisar los cableados eléctricos e incluso una buena pintura puede tapar problemas de humedad.

Contratar los servicios de un profesional te ayudarán sin duda a verificar que todo en la propiedad esté en buen estado, y si hay que hacer alguna reparación puedes negociar con el vendedor sobre quién asumirá los gastos de la reparación.

Si un agente de bienes raíces cree que no es necesaria la revisión de un experto, lo mejor es cambiar de agente, no puedes confiar en alguien que no te ayuda a evitar gastos adicionales.

Frase #3: No te preocupes por el olor, es sólo cuestión de abrir las ventanas y después desaparecerá

Una propiedad con un olor insoportable puede convertirse en una pesadilla. Tuberías podridas, humedad, moho, madera en mal estado, incluso una persona enterrada, son cosas que debes considerar cuando el olor de una propiedad es irritante y penetrante.

Ahora, puede que el olor simplemente se debe a desechos de comida, olor a cigarrillo, o simplemente una rata muerta y este tipo de olores desaparecen con una buena limpieza e incluso con abrir las ventanas.

Un buen agente inmobiliario buscará cuál es el origen y te advertirá si la propiedad requiere de alguna reparación adicional para eliminar el olor desagradable.

Pero, si el agente te dice que no te preocupes por el olor sin investigar primero su origen, sin duda no es un buen agente para ti.

Frase #4: No es necesario que revises los documentos, simplemente firma y ver√°s que es un buen negocio

ERROR!!!

Imagino que tus padres y abuelos te han repetido por muchos a√Īos, que nunca, pero nunca se firma un documento sin antes leerlo, incluso si vas a comprar una ganga.

Recuerda este consejo, mientras tienes el bolígrafo en la mano y estás listo para firmar:

‚ÄúLee detenidamente todos los documentos (incluye la letra peque√Īa) antes de firmar‚ÄĚ

Un buen agente inmobiliario no te pedir√° que firmes ning√ļn documento sin antes leerlo detenidamente, incluso un buen agente no te dejar√° firmar sin antes √©l mismo revisar el documento.

Si un agente te pide que firmes sin leer antes, no es un buen agente y deber√°s cambiarlo inmediatamente.

Frase #5: Sólo puedo mostrarte propiedades que están ligeramente por encima de tu presupuesto

Visitar propiedades que est√°n ligeramente por encima de tu presupuesto, no es una mala idea.

Pero, si un agente conoce tu presupuesto y sabe que no puedes permitirte irte por encima de él, sólo te mostrará propiedades que están dentro de tu presupuesto.

Lo ideal es que un agente vaya contigo de menos a m√°s, esto significa mostrarte propiedades que se encuentran por debajo de tu presupuesto y luego ir escalando precios, de tal manera que encuentres la propiedades que se adapte a tus especificaciones, deseos y valores.

Una propiedad encima de tu presupuesto s√≥lo te ser√° mostrada por un buen agente, cuando t√ļ decides irte por encima del valor inicial.

Frase #6: Olvídalo el vendedor nunca aceptará el precio

Un agente de bienes raíces que tenga buenas intenciones de vender una casa nunca le dirá a su cliente esta frase.

Un buen agente intentar√° negociar con el vendedor para que acepte la propuesta o en dado caso encontrar un precio para la propiedad que beneficie a ambas partes.

Frase #7: Tengo más clientes citados hoy, así que no puedo pasar mucho tiempo contigo

Lo √ļltimo que quieres de un agente de bienes ra√≠ces es que no pueda dedicarte el tiempo suficiente para encontrar la propiedad que quieres.

Un buen agente inmobiliario sabe que un proceso de elección de una propiedad requiere de tiempo de calidad con el comprador, para hacer las revisiones pertinentes de una propiedad e incluso para tomarse el tiempo necesario para ver cada una de las propiedades elegidas.

Comprar una casa no es lo mismo que ir al supermercado, es una gran inversión y requiere de tiempo para revisar, mirar y tomar decisiones.

En conclusión,

Así como existen buenos agentes también existen malos, así que lo mejor es observar el comportamiento de tu agente y si su actitud no es la mejor, es el momento de buscar uno nuevo.

Un buen agente está dispuesto a prestarte atención en tus requisitos, preferencias y necesidades, tendrá tiempo para ti, y estará encantado de asesorarte, mantenerte actualizado y ayudarte en todo el proceso de negociación para que consigas siempre el mejor trato.

Deja un comentario