¿Cómo cambiar tu vida con los bienes raíces?

​¿Quieres tener éxito invirtiendo en bienes raíces?

Pues bien, uno de los errores más comunes que cometen los inversores novatos es que creen que necesitan saber mucho más de lo que realmente necesitan para comenzar.

Los inversores novatos quieren saberlo todo antes de iniciarse en este negocio, y en especial, quieren aprender de otros cómo hacerlo para no cometer errores.

Lo que muchos no saben es que muchas historias de éxito se deben a que tenían muchos contactos, acceso a ofertas, e incluso alguna herencia por ahí que los ayudó a iniciarse en el negocio inmobiliario.

Si supieras todo esto probablemente te sentirías mucho más seguro acerca de tus propias probabilidades.

Es por esta razón que hoy voy a mostrarte algunas lecciones que te ayudarán a emprender tu negocio en bienes raíces, sin historias detrás de la historia y que muchos hubiesen deseado conocer antes de acceder al mundo inmobiliario:

Lección # 1: No necesitas la mentalidad perfecta o el negocio perfecto

¿Recuerdas cuando estabas en la escuela y tenías que hacer un ensayo para la clase de historia, pero lo posponías porque querías asegurarte de escribir algo increíble y no estabas listo aun para hacerlo?

¿Recuerdas también que resultaste escribiendo el ensayo al fin, en la última hora, justo antes de entregarlo al profesor?

Piensa en esto:

 “La perfección lleva a la dilación”

A veces es mejor simplemente hacerlo que esperar a presentar algo perfecto. A veces, tratar de ser perfecto, sólo asegura que no harás nada.

La inversión inmobiliaria también puede ser de esta manera. Muchas veces un inversor inmobiliario espera simplemente por un “buen negocio” y cuando este llega, resulta que no había tenido en cuenta algunas otras cosas y eso a lo que simplemente llamó un “buen trato” resultó ser una pérdida de dinero.

Para un inversor en bienes raíces la búsqueda de la perfección, manejada incorrectamente lo hará quedarse al margen en lugar de obtener realmente buenos negocios.

Como novato en bienes raíces debes entender que en tus primeros negocios el valor real está en aprender y no en ganar, así de está manera acortarás tu curva de aprendizaje considerablemente.

Perseguir un acuerdo y aprender qué motiva a los vendedores, cómo negociar, cómo manejar los términos de la oferta y cómo analizar las ofertas más rápidamente puede tener un impacto significativo en el impulso de tu carrera como inversionista, incluso si no obtienes el negocio.

La realidad es que la mayor parte del valor de tu primer negocio está en lo que aprendiste, y no en lo que ganaste.

Enfócate en adquirir propiedades buenas, sólidas, en buenos vecindarios y sobre todo por debajo del valor del mercado.

Esto es lo que tienes que revisar de una propiedad, sin darle tantas vueltas y teniendo respuestas claras.

Si eres capaz de mantenerlo simple, tu curva de crecimiento como inversor en bienes raíces subirá más rápido de lo que te puedes imaginar.

Lección #2: Nunca subestimes la importancia de las relaciones

Las personas, no tu propia brillantez, serán los que te traigan la mayoría de tus negocios, en especial cuando eres novato.

A todos nos encanta hablar de “estrategias” porque nos hace sentir que tenemos el control de todo.

Controlamos nuestro propio destino a través de nuestro arduo trabajo e ingenio.

Pero, ¿Sabes que sucede cuando tienes el control de todo?

Respuesta: Puedes llegar a conseguir muchos negocios pero no tendrás el tiempo suficiente para cumplirles a todos.

En el negocio inmobiliario no puedes estar solo, tienes que rodearte de otras personas, en especial, de amigos y conocidos que puedan referirte a posibles negocios.

Piensa en esto:

“Mientras más le gustes a la gente, más querrán ayudarte”

Puedes ser un súper genio, esconderte en tu casa y desarrollar un algoritmo secreto, desarrollarlo y luego liberarlo al mundo para ayudarle a localizar propiedades, O…

Puedes relacionarte bien con otras personas y asegurarte de que sepan que estás buscando comprar buenas ofertas.

Haz que tu prioridad sea ayudar a otros, asegúrate de obtener buenas referencias, y los demás te asegurarán a encontrar excelentes negocios.

Lección # 3: No tengas miedo

Muchos novatos se quedan simplemente ahí sin hacer nada, porque tienen miedo del futuro o simplemente porque no saben qué esperar.

Es complicado no tener claro cómo iniciarse en el negocio y pensar que simplemente se puede perder.

Si bien es muy importante medir el riesgo en las inversiones, uno de los riesgos que no se puede medir es lo que se puede llegar a perder si no se invierte.

Los economistas le llaman a esto “Costo de Oportunidad” y es tan cierto y real como perder ingresos por no invertir.

Piensa en esto:

“No entrar en el juego es un riesgo mucho mayor”

La verdad es que nunca lo sabrás todo.  Y deja ya de pensar que necesitas saberlo todo.

Sólo vas a aprender de la vida real, de encontrar negocios en los que te sientas confiado y arriesgarte un poco.

Cuando empiezas a tener éxito, ganas más confianza y te darás cuenta de que invertir en bienes raíces no es tan aterrador como pensabas.

Lección # 4: No te engañes a ti mismo pensado que eres un inversor cuando sólo eres un analizador de posibles negocios

Suena extraño, pero es cierto. A muchas personas les encanta hablar de inversiones, pero esto no significa que alguna vez hayan invertido en algo.

En otras palabras, son personas que se la pasan con calculadora en mano estimando rendimientos, leyendo artículos, investigando en Internet, mirando propiedades, mejor dicho están realmente inmersos en el mundo de los bienes raíces.

Pero no poseen ninguna propiedad y no se han atrevido a invertir ni una sola vez en su vida.

No seas esa persona. No te preocupes, y ten presente que vas a hacer esto para ganar dinero.

Piensa en esto:

“No vas a ganar dinero estudiando, sino haciendo lo que tienes que hacer”

No te dejes engañar pensado en que estás progresando en el mundo inmobiliario sólo porque estás opinando en foros o porque simplemente puedes recitar a Robert Kiyosaki.

El conocimiento adquirido sin ser utilizado es inútil y sólo es una pérdida de tiempo.

Lección # 5: Darte cuenta de que no sabes a dónde va a el mercado está bien

Es duro, pero está bien. Muchos inversores pasamos buena cantidad de tiempo preocupándonos si deberíamos comprar, vender, esperar o gastar.

Y es que nadie lo sabe realmente. Es fácil ver cómo esto puede hacer que muchas personas duden.

Pero, permíteme decirte por qué usar esto constantemente como una excusa resulta ridículo.

Es muy sencillo: Todo se debe al flujo de caja.

El flujo de caja es el gran ecualizador en bienes raíces. Si el mercado sube, puedes ganar mucho dinero y vender. Y si el mercado baja no pierdes dinero a menos que vendas.

Ahora, si el mercado sube o baja, pero si tienes la propiedad arrendada, seguirás recibiendo dinero sin preocuparte del comportamiento del mercado.

Hay una razón por la que los bienes raíces han tenido tanto éxito durante mucho tiempo. Y esto se debe a que sin importar si los mercados suben o bajan, pero si se tienen inquilinos en las propiedades, se puede salir adelante.

Piensa en esto:

“No importa el comportamiento del mercado actual, lo más importante es que siempre habrá personas que necesitan un lugar para vivir”

Esta lección es así de sencilla!!!

Lección # 6: Es posible encontrar un sistema de apoyo

En algún momento, esto fue una preocupación legítima. Hoy, sin embargo, no lo es.

Muchos novatos se quedaron en el principio, porque no encontraban información o porque no tenían un mentor o alguien que los guiara en todo el proceso.

En la actualidad, existen cientos de sitios web sino miles donde encuentras información que te ayudará en todo el proceso. Incluso hay escuelas de capacitación, conferencias y muchos cursos para inversores inmobiliarios.

Y no es necesario tener un sistema de apoyo, seguramente puedes hacerlo solo, sin información y tal vez tengas éxito.

Pero hacerlo solo significa más tiempo, quizás leer uno que otro consejo te ayudarán a no cometer los mismo errores de quien los escribió.

Piensa en esto:

“Convertirte en inversor inmobiliario es posible, y será más rápido si aprendes de otros”

Recuerda, no necesitas aprender de todo para no saber nada, es así de sencillo, dilatar por estudiar no es una opción, la mejor opción es estudiar para actuar.

En conclusión,

Tu futuro depende de la acción que tomes y lo que haces hoy es importante, por eso estás leyendo esto, porque estás buscando un consejo.

No dejes que las cosas tontas del presente detengan tu futuro, no hay respuesta para todo, si tú mismo no la buscas.

Deja un comentario