¿Cómo financiar tus inversiones inmobiliarias?

Cuando estás empezando en el mundo de los bienes raíces y la inversión inmobiliaria son muchas las dudas que surgen a la hora de financiar los primeros proyectos, por eso en este artículo te enseñaremos varias estrategias que puedes usar de manera sencilla.

Lo primero que debes tener claro es que tienes que atraer el dinero hacia ti.

🟢 Pagado en su totalidad

Frases como «todo efectivo» y «efectivo rápido» son casi sinónimos de voltear.

Pero ¿qué significa exactamente pagar una casa en efectivo?

Simplemente significa que el vendedor recibe el pago completo en el cierre sin una larga espera ni molestias.

Una de las maneras de financiar tus inversiones inmobiliarias es atraer inversores financieros.

Consiste principalmente en demostrar que el riesgo que correrán vale la pena a la luz de la recompensa que recibirán.

Tu riesgo al financiar un cambio proviene de una variedad de lugares, como la precisión del precio de venta proyectado y los costos de mejora, la volatilidad del mercado inmobiliario y la experiencia del inversionista inmobiliario.

Además de ese método anterior, también puedes recurrir a los préstamos.

Esta es otra forma de obtener dinero para tus inversiones inmobiliarias.

Puedes obtener un préstamo que se pagará con intereses cuando se complete el cambio.

Pedir prestado te puede servir para cubrir cualquiera de los costos que no estás pagando con tu propio bolsillo.

Tienes dos opciones cuando se trata de pedir prestado el dinero para financiar tus inversiones inmobiliarias:

🟢 Prestamistas institucionales

bancos y compañías hipotecarias que otorgan préstamos principalmente sobre la base de los méritos del prestatario.

Si tienes un buen historial crediticio, un historial de ingresos estable y la capacidad de pagar entre un 10 y un 20 por ciento, puedes obtener una hipoteca de un banco o compañía hipotecaria para comprar una propiedad de inversión.

🟢 Prestamistas privados

Los prestamistas de dinero privados, llamados prestamistas de dinero fuerte son individuos o grupos que prestan dinero para proyectos de inversión inmobiliaria.

La decisión de hacer un préstamo no se basa simplemente en la capacidad del prestatario para pagar el préstamo, sino más bien en el valor actual o futuro de la propiedad.

🟢 Asociación

Esto básicamente es otorgar una participación de la propiedad a otro inversor que pueda ayudarte a pagar la totalidad del inmueble.

En la jerga financiera, estos métodos son deuda (endeudamiento) y capital (asociación).

Cuando financias con alguno de los anteriores métodos, te quedas con todas las ganancias del trato, pero tienes que pagarle a un prestamista por el uso del dinero.

Al asociarte, no hay un costo adicional de dinero, pero tú compartes las ganancias con otro inversionista otorgándole una participación en la propiedad.

Esto plantea la pregunta: ¿Cuánta propiedad le doy a un socio?

La sabiduría convencional en el cambio de casas es comenzar con una división 50-50 si un socio está haciendo todo el trabajo (encontrar, analizar y administrar la reparación de las casas) y el otro socio está proporcionando todos los fondos.

Luego, realiza los ajustes sobre la base de los detalles de la asociación.

Por ejemplo, si estás proporcionando el 20 por ciento de los fondos necesarios y haciendo todo el trabajo y tu socio está proporcionando el 80 por ciento de los fondos, puedes dividir las ganancias, con el 60 por ciento para ti y el 40 por ciento para tu socio.

Ninguna de las opciones presentas anteriormente es mejor que la otra, todo depende de las necesidades de inversión que tengas y el manejo que le quieras dar.

Por eso es muy importante que antes de que llegues a una conclusión, comprendas la importancia de pagar una inversión inmobiliaria en su totalidad.

Frases como «todo efectivo» y «efectivo rápido» son casi sinónimos, pero ¿qué significa exactamente pagar una casa en efectivo?

No significa necesariamente que se presente con una maleta llena de billetes de $100, aunque eso ciertamente califica como todo en efectivo.

Simplemente significa que el vendedor recibe el pago completo en el cierre sin una larga espera ni molestias.

Es el «sin esperar» y «sin problemas» lo que distingue la forma en que los inversores compran casas de la forma en que la mayoría de los propietarios convencionales compran sus viviendas.

Cuando llega el momento de cerrar la compra, el inversor tiene el «efectivo» necesario para pagar al vendedor en su totalidad.

Deja un comentario