¿Cómo hacer crecer mis ahorros?

Hay muchas formas de mejorar tu capacidad personal de ahorro.

Algunas son rápidas y sencillas de implementar.

Otras toman un poco más de tiempo, como es el caso de destinar un monto mensual de ingresos para inversiones.

Aquí te enseñamos 7 maneras alternativas que requieren diferentes niveles de dedicación y esfuerzo, seleccionada desde la más sencilla hasta la más complicada.

1⃣ Sigue la regla de los 30 días

Es el modo más fácil de implementar, pero a la vez el más difícil de seguir.

Solamente espera 30 días antes de adquirir accesorios que no sean de necesidad básica y resiste la tentación de comprar.

Después de un mes, tu impulso se habrá calmado.

2⃣ Guarda el dinero sobrante

Si manejas efectivo para compras pequeñas, guarda lo que sobra en una alcancía o algo que te impida sacar ese dinero hasta que el envase esté lleno; destina ese dinero para alguna emergencia.

3⃣ Presupuesto limitado

En el caso de las deudas, los bancos normalmente recomiendan que la persona no se endeude por más de un rango de 60%-70% de sus ingresos totales.

Aplica la misma regla para tus gastos.

Nunca entres a un establecimiento sin claridad de lo que necesitas comprar.

Aquí te dejamos algunas ideas clave que podrías utilizar:

➡ Aprovecha los descuentos del día.

➡ Es recomendable revisar el catálogo de descuentos del momento porque incluye muchos productos de consumo básico.

➡  Observa el precio por unidad que aparece siempre en la letra pequeña

➡ Usa el supermercado más cercano.

Organiza tus idas de tal manera que puedas ir caminando; tú mismo te obligarás a comprar lo justo y necesario para no ir con mucho peso.

Esto sería un beneficio para a tu bolsillo y para tu espalda.

➡ Utiliza una bolsa ecológica.

Muchos supermercados ofrecen bolsas resistentes y de gran soporte para llevar las compras.

No compres más allá de lo que la bolsa puede resistir.

4⃣ Aplica el control automático

Ordénate pagando gastos del hogar o personales en efectivo y automatiza los montos grandes en el caso de los servicios básicos.

➡ Utiliza dinero en efectivo para gastos menores por un monto que se te acomode.

➡ Deja la tarjeta de crédito o débito para compras de mayor envergadura.

5⃣ Ahorra progresivamente

Ponte un límite de ahorro bajo y que se te acomode al inicio.

Cada uno o dos meses, reevalúa si puedes aumentar ese monto un poco más, por una cantidad que te siga acomodando, ponte un horizonte de un año y olvídate de ese dinero.

Mantenlo lejos, ya sea en una alcancía cerrada (la única opción de abrirla es rompiéndola), o mediante algún producto financiero de corto o mediano plazo y de rescate rápido.

6⃣ Divide y vencerás

Separa los montos que destinas para gastos de aquellos que tienes pensado para ahorros.

Evita ahorrarlos en la misma cuenta.

7⃣ Ponte en modo japonés

La clave está en el orden.

Consiste en anotar todos los gastos fijos, variables, e ingresos de dineros de la familia, (gastos del hogar, gastos personales, ocio, comida, etc.).

¿Por qué de últimas? 

Porque de todas las maneras prácticas que puedes ahorrar, ésta requiere tiempo y dedicación exclusiva, y de un cambio de hábito.

El sistema consiste en hacer un monitoreo y revisión diaria y semanal de los gastos, e incluye la toma de compromisos, por ejemplo, dejar sagradamente de lado un monto fijo sólo para emergencias o un saldo mínimo en la cuenta corriente.

Deja un comentario