¿Cómo hacer una oferta irresistible para comprar una propiedad?

Como en cualquier negocio, la oferta que hagas al comprar una casa es la mejor manera de generar ganancias.

El deseo de obtener ganancias no se produce a expensas de nuestros valores personales.

Esta es la etapa del proceso en la que algunas personas pueden aprovecharse de otras mediante engaños o capitalizando su ignorancia.

Por eso siempre debes requerir que el propietario lea y firme la carta antes de vender la casa.

Si el propietario es un anciano, busca a los familiares y les pides que también lean y firmen la carta.

â–¶ Establece la confianza

El primer paso para hacer una oferta irresistible es crear confianza, desarrollar una relación con el vendedor es vital.

Si tú o el comprador están trabajando con un agente de bienes raíces, recomendamos que todos se sienten alrededor de la mesa para discutir el trato.

Brinda una explicación de quién eres tú y qué puedes hacer por el vendedor, de lo contrario es posible que nunca obtengas una respuesta.

La mejor manera de establecer la confianza con un vendedor es cara a cara; que te permite presentar con tacto los méritos de tu oferta y demostrar tu deseo de tratar al vendedor de manera justa.

Además, deberás comunicar tus intenciones para que el vendedor comprenda que tú eres una persona de negocios y necesitas lucrarte con la compra, reparación y venta de la casa.

▶ Conoce la situación del vendedor

Demuestra que conoces la situación del vendedor.

Si hiciste tu tarea y calificaste la casa y al vendedor, debes comprender por qué el vendedor está interesado en vender la casa.

Un breve resumen de la situación del vendedor sirve como recordatorio de la motivación del vendedor para vender la casa rápidamente y por debajo del valor de mercado minorista que es lo que tú necesitas.

â–¶ Expresa tu propuesta de valor

Da a conocer tu propuesta de valor de efectivo rápido y sin complicaciones.

Realiza un seguimiento de la conversación sobre la motivación del vendedor con una explicación de cómo puedes ayudar a aliviar los problemas del vendedor ofreciendo un cierre rápido y fácil.

â–¶ Ten en cuenta los tres costos: costo de venta a valor del mercado, costos de mejora y costos silenciosos

Infórmale al vendedor que la casa tendrá que ser reparada antes de poder venderla a su valor minorista.

Muéstrale una estimación de cuáles serán tus costos de mejora y proporciona un resumen general de lo que le harías a la casa para venderla a valor minorista y cuánto costará hacer dichas reparaciones.

Comparte también los detalles de los costos silenciosos en los que incurrirás y que tienen un efecto directo en tu beneficio neto.

Muchos vendedores no consideran todos los costos necesarios para remodelar una casa.

Dile al vendedor cuánto tiempo necesitarás mantener la casa mientras la mejoras y luego muéstrale los costos de mantenimiento y los pagos de intereses en los que incurrirá durante ese tiempo.

Esto podría abrirle los ojos a la imparcialidad de tu oferta.

Asegúrate de anotar los pagos continuos de la hipoteca, otros costos de mantenimiento (seguros, servicios públicos, etc.) y los costos de venta, como las comisiones de los agentes inmobiliarios y los costos de cierre.

â–¶ Haz tu oferta irresistible

Si te reúnes con el vendedor en persona, ten una oferta firmada lista para presentar después de la conversación.

Cuando no puedas reunirte en persona, prepara la oferta y envíala al propietario junto con tu carta de presentación.

Busca la ayuda de un abogado o agente de bienes raíces para redactar la oferta. Y al hacerlo, no olvides el precio de compra, la garantía del depósito inicial, las cláusulas, los costos y la fecha de cierre.

Una vez el vendedor esté de acuerdo con esa oferta que tú le presentaste, ya tienen un acuerdo.

Pero ten en cuenta que cuando un vendedor acepta tu oferta, probablemente sea un momento agridulce para él.

El vendedor se da cuenta de que no está obteniendo el precio completo por su casa, pero también se da cuenta de que es un trato justo que resuelve algunos de sus problemas.

El siguiente paso es cerrar el trato y apropiarte oficialmente de la casa, por eso es vital tu capacidad para cerrar.

Evidencia ante el vendedor tu capacidad de pagar de manera rápida el monto total, sin trabas ni complicaciones y todo será un éxito.

Deja un comentario