¿Cuáles son las advertencias de la inversión inmobiliaria?

Aunque es una muy buena opción, la inversión inmobiliaria no es lucrativa en todo momento y para todas las personas.

Invertir conlleva riesgos, pero también una recompensa si todo sale bien.

Generalmente, cuanto mayor sea el riesgo, mayor será el potencial de ganancias.

Pero también las pérdidas sobre el capital invertido podrán ser más significativas.

Resulta algo intuitivo que la obtención de mayores retornos implica un mayor riesgo.

Sin embargo, en muchas ocasiones es difícil determinar qué nivel de riesgo es apropiado para el rendimiento prometido.

¿Sabes realmente qué riesgos estás asumiendo con una inversión inmobiliaria?

Posteriormente es recomendable generar un estudio de mercado, analizando cuál es el precio que le otorgarás a la renta de tu inmueble.

Con el fin de hacer rentable el retorno de inversión, evaluando en cuántos años vas a recuperar tu inversión.

A continuación, encontrarás un breve resumen de las mayores advertencias que acompañan a la inversión en bienes raíces:

🟦 Lidiar con inquilinos

En parte, este modelo de inversión implica ofrecer un servicio; lo que para algunos puede ser molesto.

🟦 Gastos operativos

Toda propiedad requerirá de mantenimiento y gastos de operación al momento de arrendarla.

🟦 Fluctuaciones en el precio

Si la apuesta es revender la propiedad para sacarle la mayor ganancia, debes saber que enfrentarás algunas fluctuaciones en el precio, lo que a veces desespera a quienes entran en este negocio.

🟦 Desafíos de las ganancias operativas iniciales

A menos que realices un gran pago inicial, tu ganancia operativa mensual puede ser pequeña, inexistente o negativa en los primeros años de la vivienda de arrendamiento.

Durante los períodos débiles de la economía local, los arrendamientos pueden crecer más lentamente que tus gastos o incluso pueden disminuir.

Es por esta razón es que debes asegurarte de poder sobrellevar los tiempos difíciles desde el punto de vista financiero.

🟦 Altibajos

No obtendrás un rendimiento del 8 al 10% cada año.

Finalmente, cualquier inversión se verá influenciada por la realidad económica del momento.

Particularmente en el mercado inmobiliario.

Aunque tienes el potencial de adquirir ganancias significativas, ser propietario de una vivienda inmobiliaria no es como tener una imprenta.

Al igual que las acciones y otros tipos de inversiones de propiedad, los bienes raíces pasan tanto por períodos de baja como de subida.

Gran parte de las personas que ganan dinero invirtiendo en bienes raíces lo hacen porque invierten y mantienen viviendas durante varios años.

🟦 Costos de transacción relativamente altos

Si compras una vivienda y después quieres venderla dos o tres años más tarde, es posible que descubras que, a pesar de que se ha apreciado en valor, gran parte de tus ganancias ha sido borrada por la alta transacción.

Por lo general, los costos de compra y venta, que incluyen comisiones de agentes de bienes raíces, tarifas de préstamos, seguro de título y otros costos de cierre, ascienden a alrededor del 10 al 15% del precio de compra de una propiedad.

🟦 Implicaciones fiscales

Por último, pero igual de importante, cuando obtienes un rendimiento neto positivo o una ganancia de tu inversión inmobiliaria, el gobierno espera con las manos abiertas su parte.

Estas desventajas no deberían obstaculizar y podrías explorar la inversión inmobiliaria como una opción; más bien refuerzan la necesidad de saber realmente si quieres o no este tipo de inversión y si es una buena opción para ti.

Es importantísimo que tengas claro estas advertencias inmobiliarias antes de comenzar a invertir en el mundo de las propiedades.

Si lo haces, es altamente probable que conviertas estas advertencias en una ventaja y alcances el éxito en tu negocio inmobiliario.

Deja un comentario