¿Cuáles son los aspectos clave para remodelar una vivienda?

Si estás asumiendo la responsabilidad de gestionar la construcción de una propiedad de inversión, te recomendamos que te conviertas en una figura familiar en la obra.

Tomarte el tiempo para conocer los oficios y lo que están haciendo puede ayudar mucho a mantener un proyecto en marcha.

En este artículo, cubriremos los métodos para ayudarte a ti y a tus contratistas a mantenerte a tiempo, a mantenerte dentro del presupuesto y a garantizar la calidad.

Ten presente los tres objetivos principales de la gestión de remodelación:

– Mantener el tiempo establecido

– No exceder el presupuesto estipulado

– Asegurar la calidad del trabajo

1⃣ Mantener el tiempo establecido

La gestión de un proyecto de construcción es muy parecida a la de un agente de policía que dirige el tráfico a través de una intersección muy concurrida.

Programar las operaciones en el orden equivocado o antes de que el proyecto esté listo interrumpe todo el programa y puede resultar en retrasos importantes.

El objetivo en la programación es hacer todo lo que puedas, tan pronto como puedas, pero es más fácil decirlo que hacerlo.

Por eso ten presente las tres claves para una programación eficaz: la secuencia, el plazo de entrega y la duración.

Trabajar en orden es importante para asegurarte de hacer las cosas en ese orden.

Quieres tener tu radar en marcha, escaneando constantemente el plan del proyecto, anotando cuándo se completan los pasos y buscando oportunidades para comenzar otros pasos.

Sin embargo, es importante entender que los proyectos de remodelación son muy fluidos.

Además, para mantener un proyecto en movimiento y maximizar tus ganancias de inversión, necesitas tener todo en su lugar para que el siguiente paso comience tan pronto como se completen los pasos anteriores.

Los tiempos de entrega, la cantidad de tiempo que toma antes de que una tarea pueda comenzar, pueden tener un gran impacto en tu horario.

Por otro lado, un plan con una duración específica para cada tarea es posible porque el trabajo en cada paso es bastante consistente de casa en casa.

Si siempre estás construyendo desde cero, debes saber qué esperar en el camino.

Sin embargo, en la mayoría de los proyectos de remodelación, el trabajo real requerido en cada paso varía significativamente de un proyecto a otro.

Además, no es solo el alcance del trabajo en cada paso lo que cambia de un proyecto de remodelación al siguiente; también es la forma en que se realiza la tarea.

Por ejemplo, la instalación de 135 metros cuadrados de baldosas para pisos de cocina puede tomar dos días: un día para colocar la baldosa y al día siguiente para rejuntarla.

2⃣ No exceder el presupuesto estipulado

Mantenerte dentro del presupuesto es un 80 por ciento de planificación y un 20 por ciento de ejecución.

Estas son buenas noticias si has creado un plan de construcción sólido que sea completo y preciso: La mayor parte del trabajo necesario para mantenerte dentro del presupuesto se hace antes de escribir el primer cheque.

Por eso cuando llegues a esta etapa, ya tienes un plan de mejora que creaste para determinar tu oferta.

Los cimientos de este plan se sentaron durante el recorrido que debes hacer.

Luego, desarrollaste un alcance detallado del trabajo y especificaciones de materiales que delineaban con precisión qué trabajo ibas a hacer y qué materiales ibas a comprar.

Finalmente, se te ocurrió una evaluación precisa de los costos al obtener ofertas y estimaciones de contratistas, vendedores y comerciantes.

El resultado fue un presupuesto de mejora total.

La diferencia entre lo que tú esperas que cueste el proyecto y lo que acabará costando será un resultado directo de lo bien que manejes el trabajo, la mano de obra, el alcance y los gastos.

3⃣ Asegurar la calidad del trabajo

Esto es tan importante como los puntos anteriores, por eso ten presente esta lista de control de calidad a la hora de asegurar la calidad del trabajo:

– Las encimeras deben enmascararse antes de trabajar con azulejos o baldosas para evitar que se rayen.

– Las tomas de corriente y los interruptores deben desatornillarse y retirarse de la pared para que no estén «embaldosados o rellenos de pintura».

– Los azulejos y baldosas deben cortarse fuera de la casa para evitar cubrir el interior con polvo de azulejos y baldosas.

– Los azulejos y baldosas deben colocarse de acuerdo con las especificaciones de diseño, como rectos, en un ángulo de 45 grados o en un patrón específico.

Deja un comentario