¿Cuáles son los beneficios de trabajar con un agente hipotecario?

Cuando comienzas a construir tu equipo de poder, te das cuenta que un buen corredor hipotecario es fundamental para obtener financiamiento para cada transacción.

Los agentes hipotecarios son más creativos que los bancos, porque tienen varias fuentes de fondos y una variedad de programas de préstamos a su disposición.

Es probable que algún banco local esté dispuesto a ayudarte en tu inversión.

Ciertos de estos bancos locales ofrecen préstamos de cartera, un préstamo que el banco mantiene internamente y no vende al mercado secundario.

Cuando un prestamista vende un préstamo, hay pautas estrictas que se deben seguir.

Si llevas una buena relación con tu banco y ellos otorgan préstamos de cartera, a veces pueden ser más indulgentes.

De lo contrario, posiblemente encontrarás una financiación más creativa utilizando un agente hipotecario.

Varios corredores hipotecarios tienen acceso a fondos privados que no requieren calificación por parte del prestatario.

No es el costo del dinero lo que cuenta; lo que importa es la disponibilidad.

Necesitas un agente hipotecario siempre que vayas a negociar con dinero a corto plazo, a menos que planees desarrollar relaciones con tus propios prestamistas privados.

Por lo general, se le dice al dinero privado «dinero duro» y estos prestamistas privados a veces se denominan prestamistas duros.

Los pagos son típicamente pagos de solo intereses con un pago global del saldo principal adeudado en seis meses a un año.

A veces no hay pagos y se acumulan intereses con un pago global de capital e intereses en seis meses.

✔ Llamar a agentes hipotecarios

Para encontrar agentes hipotecarios, mira si puedes obtener una referencia de un agente de bienes raíces u otro inversionista de bienes raíces.

De lo contrario, simplemente agarra tu móvil y llama a quienes parezcan creativos.

No necesitas programar una cita, solo necesitas hacer la llamada telefónica.

Inicia con las llamadas.

Cuando llames a los agentes hipotecarios, es posible que te encuentres con alguien que sea grosero.

Solo responde cortésmente muchas gracias y cuelgas.

Como también encontraras muchos que serán de gran ayuda.

Al hablar con estos agentes hipotecarios, verás que están dispuestos a ayudarte.

Cuando llames a agentes hipotecarios o banqueros, no debes facilitarles tu número de identificación.

Porque cada vez que realizan una verificación de crédito, tu puntaje disminuye.

Antes de aprobar que verifiquen tu crédito, querrás estar seguro de que puedan ayudarte.

Si sabes cuál es tu puntaje, continúa y diles cuál es.

Es recomendable que no les des tu número de identificación hasta que estés completamente seguro que este es el agente hipotecario con el que deseas trabajar.

Cuando hayas determinado con quien deseas trabajar, entonces está bien dejarles administrar tu crédito y hacer una solicitud de préstamo para que puedas saber cómo pueden ayudarte y cuánto puede calificar para comprar inmuebles.

✔ Pre-calificados vs pre-aprobado

Es probable que alguna vez un agente de bienes raíces te haya preguntado, «¿Has sido precalificado?» o «¿Has sido preaprobado?»

Tal vez te hayas preguntado cuál es la diferencia entre los términos precalificado y preaprobado.

Cuando obtienes la precalificación, el corredor hipotecario analiza tus ingresos y deudas para ver cuánto puede pagar en un pago hipotecario.

Con base en esta información, te dicen la cantidad máxima de financiamiento que puedes obtener.

Ellos te darán una carta de precalificación indicando que estás calificado para un préstamo de «X» cantidad de dinero.

Esto no es garantía de que te presten el dinero.

Simplemente indica cuánto puedes pedir prestado sujeto a la verificación de empleo e ingresos, la aprobación de tu crédito y una tasación.

Algunos vendedores, en particular los bancos que venden propiedades o las personas que venden en un mercado donde la demanda de los compradores es alta, requieren una carta de precalificación antes de poder presentar una oferta.

Con la aprobación previa, se considera que estás a un paso más cerca de obtener el financiamiento.

Tu información de ingresos, crédito y empleo se verifica cuidadosamente.

Esto todavía no es una garantía para el préstamo.

Otras consideraciones, como la tasación y el título de propiedad, se tendrán en cuenta antes de obtener el préstamo.

✔ Aquí te dejamos algunas preguntas que debes hacer a los agentes hipotecarios

Cuando llames, preséntate: “Hola, mi nombre es __. Estoy buscando algunas propiedades y tengo algunas preguntas.

¿Tienes unos minutos?

Si responden que sí, comienza a hacer las preguntas.

Recuerda no darles tu número de identificación.

– ¿Qué es lo máximo que prestará en una propiedad no ocupada por el propietario?

– ¿Cuál es la cantidad mínima?

– ¿Cuál es el porcentaje más alto que prestará en préstamos ocupados por el propietario?

– ¿Esa cantidad (la cantidad que están dispuestos a prestar) se basa en el valor de tasación o el precio de compra?

La mayoría de las veces, dirán precio de compra o el que sea menor (es decir, valor de tasación o precio de compra, el que sea menor).

– ¿Cuál es la tasa de interés?

Esto cambiará de un día para otro, pero es útil tener un número aproximado.

– ¿Qué tipo de tarifas cobran?

Cuando hablen de puntos, recuerda que un punto equivale al uno por ciento del préstamo.

Asegúrate de preguntarles si hay algún «condimento».

Condimento significa que debe haber estado en la escritura durante un período de tiempo, generalmente de seis meses a un año.

Deja un comentario