¿Cuáles son los pasos para arrendar un inmueble?

Arrendar un inmueble resulta ser una forma efectiva de tener un ingreso extra o de pagarlo ya que en las condiciones actuales del mercado el canon de arrendamiento puede cubrir en gran medida la cuota del mismo.

Si tu interés es arrendar tu inmueble es fundamental conocer estos seis pasos para tener en cuenta a la hora de alquilarlo.

1⃣ Define el canon de arrendamiento

El primer paso es definir cuál va a ser el valor del arriendo de tu inmueble.

¿será un precio fijo o negociable?

¿Este pago está relacionado con los del sector?

¿Puede que el cobro supere el tope de arrendamiento?

¿Dentro de este valor se incluirá la administración y los servicios?

2⃣ Realiza el inventario de tu inmueble

Es fundamental registrar el estado en que se entregan todos y cada uno de los elementos de la propiedad.

Para esto, es preferible realizar un inventario, del que deben conservar una copia las dos partes, con el que al final del contrato se pueda revisar que todo esté en orden.

Es importante incluir todos los elementos de la propiedad como cerraduras, tapetes, baldosas, interruptores, tomacorrientes, lavamanos, duchas, cortinas, entre otros.

3⃣ Promociona tu propiedad

Otro paso es diseñar una estrategia para publicitar tu inmueble, es importante definir:

¿Qué vas a decir?

¿Cómo vas a llegar a tu público objetivo?

¿Cuál es la mejor opción para visibilizar tu anuncio, voz a voz, clasificados, web, app?

4⃣ Prepárate para presentar tu inmueble

A pesar de la demanda que puedas recibir, recuerda que arrendar es similar a vender y se debe lograr el mejor impacto en el futuro arrendador.

Se deben explorar las mejores características de la propiedad y explotarlas, la limpieza es crucial, detalles como mantener las cortinas abiertas para iluminar el espacio son primordiales, hacer uso de aromas y promocionar un ambiente agradable son las claves del éxito.

5⃣ Cuida la parte legal de tu propiedad

Evita inconvenientes, cuando te decidas por un inquilino solicítale como mínimo cuatro referencias, entre personales y comerciales, extractos bancarios de los dos últimos meses, desprendibles de pago de nómina, certificación laboral y otros documentos que consideres necesarios.

Verifica toda la información, solicita codeudor o la adquisición de una póliza de arrendamiento.

En caso de que decidas arrendar sin ayuda de una inmobiliaria, verifica por tu cuenta la información de los codeudores.

Para mayor garantía estos deben acreditar también certificaciones laborales y poseer vivienda.

En lo que se relaciona con el arrendatario, se sugiere que este debe tener ingresos tres veces mayores al valor del arriendo, esto con el fin de que su capacidad de pago se ajuste al precio del alquiler.

6⃣ Exige la firma de un contrato

Una vez consideres que todo está en regla, el codeudor y el arrendatario, deben firmar el contrato y el inventario que tú previamente has preparado.

Una vez tengas todos los papeles en regla y se haya cancelado el primer mes de arrendamiento, es el momento de hacer entrega de las llaves.

Recomienda a tu inquilino que, en caso de daños, dé aviso en el momento en que estos ocurran con el fin de solucionarlos con la mayor brevedad, no solo por el bienestar de tu cliente sino para evitar el deterioro de tu propiedad.

Deja un comentario