¿Por qué probar subastas inmobiliarias?

Las subastas inmobiliarias, en las que las empresas aseguran vender bienes raíces de primera a precios por debajo del mercado, se han convertido en una de las formas más populares para que los constructores e inversores comercialicen su excesivo inventario de propiedades en algunas áreas.

Es importante no confundir estas subastas con las ventas de ejecución hipotecaria que se denominan subastas en algunos lugares.

En las subastas públicas también se pueden vender las viviendas antiguas o coleccionables.

En los fuertes mercados inmobiliarios, los constructores de viviendas nuevas han acudido a subastas privadas para vender sus nuevas viviendas en un intento de generar interés y entusiasmo en áreas donde la demanda es baja.

Las entidades gubernamentales y las empresas que se especializan en subastas utilizan este método de venta de bienes raíces al público.

Como cualquier subasta, el objetivo es generar interés y competencia entre los compradores potenciales para aumentar el precio de venta.

A menudo, se establece un precio mínimo o de reserva para proteger al vendedor de regalar la propiedad a un precio demasiado bajo.

Estas subastas inmobiliarias se promocionan fuertemente en los periódicos, la radio, la televisión, y en Internet con precios de muestra que suenan atractivos.

Afirman tener todo tipo de propiedades y regularmente promueven algunas propiedades que suenan irresistibles.

¿Quién sabe dónde se encuentra la propiedad?

Las subastas periódicamente son grandes oportunidades para los inversores, porque demasiadas personas compiten por la propiedad inusual y de calidad.

Igualmente, los precios mínimos o de reserva se establecen tan cerca del valor real de mercado de la propiedad que el comprador básicamente paga al por menor con la ilusión de que está comprando al por mayor.

Pero algunas buenas oportunidades se ven ocasionalmente, así que debes consultar estas subastas para ver si puedes encontrar algo que valga la pena perseguir.

Si encuentras una propiedad de interés en una subasta, sigue el mismo proceso de diligencia debida que se aplica a las ejecuciones hipotecarias y REO.

Desafortunadamente, la debida diligencia no siempre es posible debido al corto período de tiempo disponible antes de la venta o porque el subastador no proporciona suficiente información.

Comprar inmuebles en subastas no es algo que todos los compradores tengan en cuenta, por lo menos no como primera opción.

Esto se debe al desconocimiento que hay del tema.

A continuación, encontrarás algunas ventajas de comprar una vivienda en subasta:

🔵 Descubrirás mejores precios que en el mercado:

Los precios de salida en una subasta son más favorables que los inmuebles del mercado, o que son vendidos por particulares o agencias, por lo que puede ser una buena forma de hacerse a una propiedad para quienes tienen un presupuesto más ajustado.

🔵 Tienes más opciones:

Una subasta por lo general tiene una amplia cartera de inmuebles para elegir como casas, oficinas, por lo que también encontrarás una opción que se ajuste a tu presupuesto.

🔵 Negociación auténtica:

La venta por subastas permite participar en una negociación auténtica con el resto de los interesados de una manera transparente y limpia, pues en todo momento se conocen las pujas que recibe el bien subastado y su valor.

🔵 Precio equitativo:

Una inversión a través de subasta asegura un precio más justo que en cualquier otra modalidad de compra, ya que se acaba adjudicando al mejor postor después de una negociación transparente.

Deja un comentario